Lo que no hablaron “movimiento” y “coreografía”

Del 9 al 11 de junio Paz Rojo abrirá un espacio de laboratorio llamado PRE PRODUCCIÓN.

algunos apuntes sobre un love-affair fracasado

Me gustaría considerar el divorcio o la separación entre “movimiento” y “coreografía”.

Considerando lo “coreográfico” como: los modos en los que los cuerpos organizan y estructuran.  Los medios a través de los cuales decide organizarse y estructurase. Los modos en los que las estructuras resultantes coreografían (organizan, estructuran) la subjetividad en el capitalismo actual.

Considerando lo “moviente” como: la acción de traer a escena (cuerpo social)  lo que yace bajo el régimen de identitario de la coreografía de la dominación, es decir: la infra-fuerza afectiva con elaboración propia y sin programa predeterminado …

ANTES: El movimiento emanaba de un yo cuyo objetivo (la lucha para ser y existir) se daba siempre y cuando “perteneciera y se reconociera”  dentro de la esfera socio-política existente, a través de una expresión que a su vez se convirtió en absolutamente rentable, o si no, no existía, es decir no tenía subjetividad propia (poder de acción y afectación en la esfera en la que tenía lugar).

HOY: a lo antes indicado, hemos de añadir que, los mecanismos por los que ese YO-expresso y expresivo es puesto a trabajar, atravesó y atraviesa hoy todos los aspectos de la vida. Y le agotan (entre otras cosas).

¿qué pasa cuando parece que hemos llegado a una situación en la que, como sujetos, somos aparentemente “libres” y, sin embargo, tenemos menos “capacidad libre” de actuar? ¿Qué sucede cuando somos consecutivamente expropiados de los medios para construir (crear) la vida que queremos vivir?

Bajo el supuesto de “emancipación”: ¿No sería posible empezar a pensar que lo que tenemos que liberar no es exactamente nosotros mismos, pero los objetos a través de los cuáles nos relacionamos y vivimos? ¿qué supondría ese desplazamiento? ¿qué supondría “liberar la relación” entre la normatividad de lo que deseamos, debemos o podemos  de lo que está siendo, de lo que (nos) afecta?

A la pregunta “¿Qué puede hacer un laboratorio?” la respuesta de “coreografía” es ¿cómo podemos organizar este laboratorio?,

A la pregunta “¿Qué puede hacer un laboratorio?” la respuesta de “movimiento” es ¿cómo podemos dejar que un laboratorio (se) mueva? aún cuando sus consecuencias sean imprevisibles…

Intuyo que la idea es ir del “tiempo de la performance” (siempre capitalista) a LA PERFORMANCE DEL TIEMPO… Quizá lo que (nos) queda, PUEDA DARSE a través de la capacidad de una acción inaudita que interpele las propias formas de trabajo a las que estamos subordinados).

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: